DIRIGIR CON EXCELENCIA – Por: Jordi Farré

Exigencia, excelencia, son dos términos que tanto se entremezclan como se confunden el mundo de la dirección de equipos y con los que los coachs trabajamos habitualmente.

Hoy quiero reflexionar sobre uno de los componentes, entre otros, que en mi opinión son claves para dirigir desde la excelencia.

En mi condición de aficionado al mundo del cine me he permitido, para hablar de este tema, utilizar una escena de la película Ben Hur (1959) en la cual se refleja, mucho antes de que se inventara tanto el concepto como la palabra coaching de que estoy hablando.

En concreto la escena se desarrolla en las cuadras antes de salir las cuadrigas al circo a competir y allí Ben Hur les habla uno por uno a cada uno de sus cuatro caballos y al tiempo que les acaricia y les dice su nombre les dice cuáles son sus características y qué les pide a cada uno, según ellas, lo que tienen que hacer durante la carrera.

Y ahí está la clave, que no es otra que ante un gran objetivo/reto a conseguir sepas pedir y exigir a cada miembro de tu equipo conociendo de cada uno sus características técnicas y habilidades personales aquello que te puedan dar y que esté en su mano para que la suma de todos sea un equipo que rinda al máximo en pos del objetivo de una forma armónica.

Como decía al principio, para mí, esta es una de las claves para que un líder dirija a su equipo desde la excelencia.

Contacta con Pla&Associats_1L-02